Browsing Category

Crianza con apego

Crianza con apego

Reflexiones de Rosa Jové sobre el método Estivill

Hoy es 29 de Junio, Día Mundial del Sueño Feliz y nos gustaría compartir con vosotros estos fragmentos de la reflexión que hizo Rosa Jové sobre sobre lo dañinos que son los métodos conductistas para “entrenar” a los niños a dormir, como los del sr. Estivill (autor de libros como Duérmete Niño o ¡A Dormir!).
Comentarios extraidos de la página Método Estivill, por qué no aplicarlo, donde podréis encontrar mucha más información:

De momento no hay ningún estudio que demuestre que a los niños que se les ha aplicado este método no tengan secuelas psicológicas de mayores.

En cambio hay estudios científicos importantes (Spitz, Harlow, Bolwby, Mckenna,….) sobre lo perjudicial que es dejar llorar a los niños, no consolarlos, dejarlos solos, etc…

No hay en todo el libro de Estivill una nota bibliográfica de ningún estudio y de ningún autor que avalen sus palabras. Me enseñaron en la universidad que todo trabajo científico debe ir acompañado de estudios y citas que avalen lo que uno dice; en caso contrario, no es ciencia, sino periodismo. Por cierto…..¿por qué un hombre de “ciencia”, como Estivill, elige a una periodista, como Silvia de Béjar, para escribir su libro?

Estivill dice en el prólogo de su libro que funciona en el 96% de los casos (sin citar ningún estudio que avale sus palabras, ¡claro!). En cambio en el capítulo VI cita que hay problemas que no tiene solución como las pesadillas (45% de niños), el sonambulismo (15%), etc… A ver, repasemos matemáticas. Si del 100% de niños con problemas de sueño (donde se supone que incluye a los de las pesadillas) el 96% se “curan” con el método, pero el 45% del 100% no pueden ser curados…… hay algo en esta suma que me falla. O me sobran niños o me faltan curaciones.

¿Qué pasa? Pues que Estivill no tiene la solución para los verdaderos problemas del sueño. Solo trata esos casos leves de niños que tienen necesidad de sus padres para dormir (cosa que se cura sola con el tiempo).

Lo único que les “enseña” a los niños con su método es a darse cuenta de que nadie les hará caso y, por lo tanto, a la larga aprenden a no quejarse más. Muchos ni siquiera se duermen enseguida, sino que se quedan quietos en silencio.

Ante un diagnóstico es de elección el tratamiento menos agresivo para la persona.

Ante un niño que todavía necesita dormir en compañía o que le duerman, hay muchas cosas que funcionan, entre ellas el mecerlos, el dormir acompañados o el dejar pasar el tiempo. La mayoría de problemas se resuelven solos, y ¡total! si el método es tan bueno, funcionará igual
a los pocos meses que a los 3 años (época en la que se suelen solucionar gran parte de los problemas). ¿Por qué empezar con el que hará sufrir más a nuestro hijo?

Soy persona de ciencia (o lo intento) y necesito respuestas antes de hacer llorar a mi hijo.
El día que me den todas las respuestas que necesito quizás lo recomiende, mientras tanto… intente no creer todo lo que la publicidad dice. Busque, investigue y pregúntese. Sus hijos lo merecen.

Os dejo también el enlace al libro “Dormir sin lágrimas“, de Rosa Jové. Una lectura muy recomendable que puede ayudar a comprender a los padres el proceso del sueño infantil, y a resolver problemas de sueño de una manera respetuosa y no agresiva.

Crianza con apego

Libertad de los niños en peligro

Libertad de los niños en peligro

Descubriendo el mundoHace unos meses, Joan y yo nos encontramos en un parque cercano a casa con una madre y sus dos mellizas, y nos acercamos para que pudieran jugar juntos. Entablamos la típica conversación con la madre sobre cuando se habían soltado a andar sus niñas (a Joan todavía le faltaba un poquito) me contó algo que me dejó estupefacta. Mientras sus mellizas andaban torpes pero alegres por el césped, me dijo que en casa no las dejaba andar, las tenía siempre en el tacatac, para evitar que se hicieran daño o que pudieran estropear cosas de la casa.

Y ayer, sin ir más lejos, íbamos por un amplio paseo del pueblo y un padre le decía a su hija de poco más de un año “puedes andar por aquí, pero sin salirte de la línea”, refiriéndose a que sólo pisara una línea de baldosas. Por un lado, una niña tan pequeña es incapaz de entender esta orden, pues su neocortex está todavía por desarrollar. Por otro, al no poder cumplir con la condición del padre, este la volvió a meter en el carro. ¿Qué pasa a los padres de hoy en día? ¿Por qué nos empeñamos en poner normas absurdas e innecesarias a nuestros hijos?

Hoy me he levantado indignada, oiga… Es que contínuamente veo como padres, madres, abuelas y abuelos no dejan jugar a los niños libremente, tocar la tierra, el agua de la fuente, el cesped, las piedras… Explorar el mundo, en definitiva. Estoy cansada de oir “eso no, caca”. Parece que el mundo está infectado y que es más importante llevar el niño limpio como un trofeo, que permitir que el niño explore, se divierta, tenga libertad de movimiento (obviamente siempre con sentido común y evitando peligros).

Parece que los adultos somos muy caprichosos y nos gusta controlar todo lo que hacen, hasta a lo que juegan…

Más casos: un niño absorto jugando con las piedrecillas del parque, el padre lo coge y dice “ven, vamos a jugar en el columpio” y se lo lleva, interrumpiendo a su hijo y su juego libre. Mientras, una niña pequeña disfruta tocando y descubriendo las texturas y los cambios de color que tiene la madera de un columpio cercano, está muy interesada, está feliz. Pero parece que a su abuela se le ha antojado que salte de sus manitas sobre un banco que hay al lado, la niña no quiere, pero ella la coge a la fuerza, “ven, verás que divertido”, le dice.

No creo que haya padres, ni madres, ni abuelas y abuelos malintencionados. Pero sí muchos que no son conscientes de las necesidades de los niños, que no se ponen en su piel, que no se dan cuenta. Imagináos por un momento, que alguien os dice en todo momento que es lo que tenéis que hacer “Ahora camina por aquí… Ahora deja de dibujar y ponte a jugar al fútbol… Veo que estás muy agusto tomando el sol, pero quiero que te bañes en la piscina ahora mismo”… Parémosnos a pensar ¿realmente son necesarias las cosas que les pedimos?

Los niños de hoy en día, son mucho menos libres de lo que fuimos nosotros. Muchos de nosotros hemos podido jugar en la calle, ir al cole solos… parece que cada vez gozan de menos libertad. A menudo pienso, y me da un poco de miedo, pensar como será la sociedad del futuro, los niños son los adultos de mañana. ¿En qué se convertirán estos niños acostumbrados a ser dirigidos, a recibir órdenes en todos los ámbitos de sus vidas, niños cuyas alas han sido cortadas y a los que no se les permite ser espontáneos?

Es hora de ser más conscientes de las necesidades de los niños, de adecuar las casas a los niños y no los niños a las casas. De guardar las figuritas de cristal o de porcelana y de poner los cactus en una estantería más alta. Dejemos a su alcance lo que puedan tocar, dejemosles descubrir su entorno con libertad, dejemos de ponerles normas que no pueden cumplir, ahorremos en enfados y discusiones nuestras, y ahorremosles a ellos tristezas y llantos por cosas que carecen de importancia en  realidad.

Vestimos a los niños como pequeños adultos, y parece que bajo esa apariencia tan graciosa, se nos olvida que no son “mini-yos”, que son niños pequeños. Los bebés y niños pequeños no son manipuladores. Los manipuladores somos nosotros.

Y esto último no es que lo diga yo, lo dice la ciencia. Gracias a la neurociencia podemos saber cómo funciona el cerebro de los bebés y niños pequeños.

La vida de los bebés es regida por el cerebro reptiliano (que regulan los mecanismos de superviviencia: hambre, calor, bienestar) y mamífero (necesidades afectivas). El proceso de mielinización, que pone en conexión las neuronas, no finaliza hasta aproximadamente los dos años de edad.

Esto quiere decir que hasta ese momento el neocortex (responsable del pensamiento racional, abstracto y del lenguaje) no comienza su funcionamiento, y lo hace poco a poco, hasta los seis años aproximadamente. Por lo tanto NO es cierto que los bebés o niños pequeños nos quieran manipular, sino que son más impulsivos, porque su neocortex, parte del cerebro racional todavía está en desarrollo. Así que no les pidamos más de lo que ellos pueden dar. Y favorezcamos un entorno con libertad, óptimo para su desarrollo y sus necesidades, evitando la fustración de exigirles lo que todavía no están preparados a hacer.

 

Crianza con apego

El juego de los bebés

Un buen ejemplo de que los bebés no necesitan juguetes caros ni sofisticados y que a veces el objeto más simple y cotidiano,
como estas gomas o un papel de celofan arrugado, es lo más versatil y que más juego da.

Es preferible evitar los juguetes electrónicos, que con sus sonidos (normalmente demasiado fuertes y poco armónicos) y luces saturan los sentidos y merman la imaginación.
♥ Cultivad en ellos la sensibilidad por lo bello!

Cita del mes, Crianza con apego, Crianza saludable, Desarrollo, Maternidad

Cómo influimos en la autoestima de nuestros hijos

La imagen que tienen los padres de sus hijos, es la imagen que luego van a tener los hijos de sí mismos.

~ Alicia Banderas, psicóloga y autora de Hijos felices ~


(Un pequeño apunte, compartimos el vídeo porque nos parece interesante en su mayoría, pero desde Tetatet creemos que educar sin castigar no sólo es posible, sino también lo más recomendable).

Cita del mes, Crianza con apego, Empodérate, Lactancia materna

Tetatet ~ cita del mes

Nuestra sociedad está tan desnaturalizada, que en ocasiones nos vemos en la situación de tener que justificarnos y dar explicaciones sobre los beneficios de la lactancia materna y de nuestro comportamiento maternal, como si no fuera lo natural en nuestra especie, algo que el ser humano viene haciendo desde hace más de 2,5 millones de años y que ya hacían sus ancestros.

Inma Riquelme ~ mamá tetatet

Crianza con apego, Vídeos ♥

Asombro y Belleza en la Educación

El asombro es el motor del aprendizaje.
Pero… ¿qué está pasando en nuestra sociedad? Nunca antes ha habido tantos niños con problemas de atención y aprendizaje en las consultas médicas.

En esta conferencia, Catherine L’Ecuyer, autora de Educar en el asombro nos habla de la importancia que tiene en los niños no saturar los sentidos, respetar sus ritmos, la importancia de la belleza… No os la perdáis!

Podéis encontrar su libro aquí.
Educar en el asombro

Crianza con apego, Crianza saludable, Maternidad, Vídeos ♥

Educar en el asombro

Qué ocurre cuando un niño está saturado o el peligro de la sobreestimulación.

Bien sea por un exceso de consumismo, por la falta de límites, por una sobre estimulación externa, o por las pantallas estridentes…

El ruido ensordecedor acalla sus preguntas. El niño empieza a dar el mundo por supuesto, a pensar que todo le es debido, que las cosas, o peor, que las personas tienen que comportarse como él quiere. Entonces el niño asombrado y agradecido se convierte en un niño cínico, hiperactivo y rebelde, pendiente de que “le diviertan”. Cuando ocurre ese cambio, el niño empieza a tener pataletas con frecuencia, que son manifestación de su frustración ante una realidad que no se amolda a lo que él quiere. Entonces el niño pierde el contexto: piensa que la realidad debe obedecer a sus antojos. Estamos a un paso del niño tirano. Milan Kundera decía que “los niños no son el futuro porque algún día vayan a ser mayores, sino porque la humanidad se va a aproximar cada vez más al niño, porque la infancia es la imagen del futuro”. En un mundo inestable de cambios continuos, Kundera nos dice a dónde hemos de mirar para saber como será el futuro: a los niños.

Una forma inequívoca de mejorar el futuro de nuestro mundo es por la vía de la educación en el asombro y en la belleza. Educar en el asombro es educar al niño en el agradecimiento por la vida, por la belleza que lo que le rodea.

Un niño asombrado no ve, sino que mira, escucha, interioriza. Un niño asombrado está a la expectativa de la realidad, preparado a adentrarse en ella; no es dependiente de ella, esperando con ansiedad o aburrimiento que el mundo le entretenga. Un niño asombrado no teme el silencio, sino que lo busca como a un amigo, en compañía del que se puede reflexionar, pensar, formular preguntas, buscar respuestas. Es un niño creativo, genial. Un niño asombrado tiene una sensibilidad y una atracción natural hacía la belleza. Porque el asombro está provocado por la belleza, y por eso solo un niño rodeado de belleza encuentra motivos para asombrarse.


Educar en el asombro
es replantear el aprendizaje como un viaje que nace desde el interior de la persona, una aventura maravillosa facilitada por una consideración profunda de lo que reclama la naturaleza del niño, como el respeto por su inocencia, sus ritmos, su sentido del misterio y su sed de belleza.

Catherine L’Ecuyer.

Crianza con apego, Lactancia materna

Poema de Myriam Moya Tena

Casi nunca tengo tiempo para escribir en el blog, pero hoy, antes de irme a dormir, me gustaría compartir con vosotras este poema de Myriam Moya Tena.

Para los que no la conozcáis, Myriam tiene un blog precioso, que se llama en minúsculas. En el comparte sus emociones, experiencias y habla “sin prisas, sin tapujos, sin reparos, con y sin miedos de esta realidad cotidiana tan invisible como mágica, tan serena como imprevisible…” De la maternidad consciente, sagrada, respetuosa.

Loca de atar
por hablarte desde el primer día, por darte la bienvenida a casa
sin necesidad de predictor.

Loca de atar
por dormir contigo las 39 semanas y 4 días de embarazo,
por acunarte desde siempre dentro del útero.

Loca de atar
por colechar desde el primer instante,
por dejarte dormir durante meses sobre mí cuerpo,
por seguir durmiendo juntas 28 meses después, noches y siestas,
y saber que es bueno.

Loca de atar
por no creer que una palabra tan hermosa como “educación” se relaciona con “control de conducta” sino con respeto, libertad y acompañamiento.

Loca de atar
también por no creer en la “buena-educación” ni en la “mala educación”,
por considerarlas maneras de control ajenas a mi vida.

Loca de atar
por atender siempre tu llanto, por no provocarlo, por acompañarlo,
por jamás dejarte llorar sola ni siquiera cuando el llanto libera.

Loca de atar
por pasarme por el forro los convencionalismos sociales, patriarcales y adultocéntricos,
por dar prioridad a tu/mi instinto.

Loca de atar
por dejarte comer lo que quieres, cuando quieres y como quieres,
por respetar tus ritmos y horarios,
por ofrecerte comida biológica siempre que puedo.

Loca de atar
por no creer en la frustración y menos en provocarla,
por educar desde el empoderamiento que es bien distinto.

Loca de atar
por no atenerme a lo que algunos llaman “sentido común” en pediatría…
El sentido común es otra cosa, si es que aún existe.

Loca de atar
por creer que el colecho no necesita apellidos y que,
empiece cuando empiece,
siempre es reparador para el niñ@ y para la familia.

Loca de atar
por continuar amamantándote a demanda, día y noche,
durante 28 meses seguidos y estar disfrutando tanto.

Loca de atar
por dormirte cada noche al pecho,
por sentirme todavía una loba cada vez que te doy de mamar en la oscuridad.

Loca de atar
por dormir del tirón, a pesar de las tomas nocturnas,
y por haber curado mi insomnio intermitente de años con la prolactina de nuestra lactancia (eso sí que es científico).

Loca de atar
por considerarte mi maestra, por levantarme cada mañana dispuesta a aprender y ser consciente.

Loca de atar
por dejar que me rompas cada día los esquemas (incluidos los de la crianza con apego) por abrir gracias a ti varios puntos de mira, por crecernos juntas.

Loca de atar
por creer en la sabiduría celular que permite la supervivencia de cada especie, por no olvidar que el cuerpo femenino contiene memoria.

En fin,
una y mil veces,
loca de atar,

loca de atar por saberme MAMÍFERA

y a mucha honra.

Myriam Moya Tena

Si os ha gustado su poema, os animamos a dejar un comentario en el blog de Myriam Moya en minúsculas, donde ha publicado este precioso poema Loca de Atar.

Crianza con apego

Stop al ¿has sido bueno?

Es tiempo para reunirse con los seres queridos y también tiempo de reflexiones.

Nos gustaría compartir con vosotras esta propuesta tan interesante creada por Meisi y Jaume, que descubrimos gracias a Kireei, el blog de las cosas bellas.

stop al has sido bueno

Los niños tienen el mismo derecho
que los adultos a recibir sus regalos
sin que nadie los evalúe por ello
y sin recibir amenazas
de quedarse sin regalos
si no se “portan bien”, porque si no
ya no están recibiendo regalos,
sino recompensas.

Es por ello que este manifiesto propone  a los reyes magos que dejen de preguntar a los niños “¿y como te has portado este año? ¿has sido bueno?” cada vez que se encuentran con un niño, pues esto hace pensar a los niños que sus regalos pueden depender de esa respuesta.

Se están recogiendo firmas para hacer llegar el mensaje a sus majestades. Esperamos que esta propuesta no sólo haga reflexionar a los Reyes Magos de Oriente, y todas las Madres y Padres, sino que ayude a devuelver la esencia y pureza a estas fiestas, donde deberíamos regalar principalmente amor.

Y para terminar os dejamos con una preciosa historia ¿Los reyes magos existen?

Apenas su padre se había sentado al llegar a casa, dispuesto a escuchar, como todos los días, lo que su hija le contaba de sus actividades en el colegio, cuando ésta en voz algo baja, como con miedo, le dijo:

-¿Papá?
-Sí, hija, ¡cuéntame!
-Oye…, quiero…, ¡que me digas la verdad!
-Claro, hija. Siempre te la digo – respondió el padre un poco sorprendido.
-Es que… – titubeó Blanca.
-¡Dime, hija, dime!
-Papá, ¿existen los Reyes Magos?

El padre de Blanca se quedó mudo, miró a su mujer, intentando descubrir el origen de aquella pregunta, pero sólo pudo ver un rostro tan sorprendido como el suyo, que le miraba igualmente.

-Las niñas dicen que son los padres. ¿Es verdad?

Continúa leyendo…. en Los reyes magos existen?

~ TETATET OS DESEA FELICES FIESTAS ~

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers